logros

Fuerza Armada de Venezuela: un año centrado en la recuperación de sus capacidades

En ese orden, se avanzó en el mantenimiento mayor de buques de alto y mediano porte, así como embarcaciones menores, como patrulleros y lanchas interceptoras del Comando de Guardacostas y lanchas fluviales de la Infantería de Marina.   La Aviación Naval dio cuenta que estaba en realizando el mantenimiento mayor de, al menos, 12 unidades, y poniendo en condiciones de vuelo, hasta ahora, a dos aviones de transporte: un Eads Casa (actual Airbus D&S) C212-400 y un Beechcraft B200 King Air, al igual que tres helicópteros: un Mi-17V-5, un Bell 206 Jet Ranger y un Bell 412EP. La Infantería de Marina, aparte de reincorporar algunos medios blindados Norinco VN1 y VN18, que se encontraban fuera de servicio, reactivó el palan de repotenciación de sus blindados anfibios 6x6 Engesa EE-11 Urutú, recibiendo nueve unidades terminadas y enviando otras cinco a los talleres.     Del mismo modo, la Armada incorporó el tanquero Cumaná (T-82), buque que fue requisado, en octubre de 2019, por presunto contrabando, y dos patrulleros tipo Damen Stan Patrol 2606, Caricare (PG-52) y Alcaraván (PG-53), cuyo alistamiento se había retrasado, por distintas razones, en las instalaciones del astillero estatal Ucocar.