La Armada cambia su imagen y deja atrás el apellido Española igual que los Ejércitos

La Armada cambia su imagen y deja atrás el apellido Española igual que los Ejércitos

La nueva imagen corporativa comenzará a aplicarse en el material ya pero el stock con la antigua se mantendrá hasta fin de existencias
Calendario armada2022
Nueva imagen corporativa.
|

Ha tenido muchos nombres, Felipe II la llamó Grande y Felicísima Armada y los ingleses le respondieron tildándola de Invencible tras su derrota. Ni siquiera ha sido siempre Armada, también fue Marina e incluso Marina de Guerra con la República… Ahora será solo Armada, sin apellido, como tampoco lo tienen los Ejércitos de Tierra o del Aire.

Lo cierto es que fuera marina o armada su historia es paralela a la del propio apellido. La Armada es sin duda heredera de las flotas de Castilla y Aragón, que se unieron puntualmente para acciones conjuntas a lo largo de los años, pero no fue una hasta que Felipe V unifica los diferentes “Reinos, Estados y Señoríos” que conformaban hasta ese momento lo que ahora conocemos como España cuando la Armada deja de ser esa unión de flotas para ser realmente Española. Es de recordar que es con Felipe V y con sus Decretos de Nueva Planta cuando los diferentes estados y coronas existentes pasan a llamarse Reino de España y deja de haber leyes distintas, monedas diferentes o idiomas dispares en cada uno de ellos para unirse todos bajo ese concepto común. No confundir este concepto inicial de estado con el de nación que nace en el siglo XIX con la Constitución de Cadiz.

Volviendo al nombre propio, Armada, a secas, es como aparece en la Constitución (artículo 8.1) cuando se dice que “las Fuerzas Armadas, constituidas por el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire, tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional”. Por lo que realmente el cambio no parece grande en términos legales, pero la realidad es que todo excepto la propia Constitución recoge el apellido Española para la Armada, así que los cambios deberán ser profundos. La página web para empezar y varios parches para seguir, pero sobre todo es una cuestión de concepto, de imagen corporativa si lo trasladamos al mundo del marketing empresarial. La Armada se renueva, avanza, no necesita apellido porque no caben dudas como tampoco caben en Tierra o el Aire.

Pero la Armada, por mucho marketing que aplique, no es una empresa. Una buena prueba es que, pese a que ya se ha enviado un comunicado interno avisando de que de ahora en adelante la Armada Española será Armada a secas y todo el material debe adaptarse de aquí en adelante, ese mismo documento deja meridianamente claro que el material en stock se seguirá gastando “hasta su consumo total”.

Armada mail cambio nombre


La orden viene de arriba, del almirante jefe de la Armada Española (ajema), almirante general Antonio Martorell Lacave, y del almirante segundo jefe del Estado Mayor de la Armada (2º ajema) almirante Carlos Martínez-Merello, y está firmada por el secretario de la Dirección de Asistencia al Personal de la Armada, Ignacio Pita da Veiga, el pasado 15 de marzo. En ese documento se recoge, literalmente que, “en breve, verá la luz el Manual de Imagen Corporativa de la Armada, que recogerá de manera oficial la directriz del ajema para que a la hora de dirigirse a la Institución se utilice la denominación Armada, en lugar de Armada Española como venía haciéndose hasta ahora”.

Si bien en ningún punto se establecen fechas, el documento sí que recoge la inmediatez de los cambios al establecer, desde ya, “un periodo de adaptación para que todos los elementos institucionales y documentos se ajusten a esta directriz”. La inmediatez de la medida se ve reflejada en el propio aviso, donde se explica que “se ha creído conveniente remitir este aviso para que los documentos que estén en proceso de redacción/aprobación, especialmente aquellos de carácter permanente (normas, publicaciones, manuales...) puedan modificarse/ajustarse a esta nueva denominación. De manera similar se deberá proceder con toda publicidad, papelería, cartelería, obsequios institucionales, etc, que se contrate o genere a partir de este momento”.

Recomendamos

Lo más visto