4 abril: tal día como hoy en 2004 atacan la base española Al Ándalus en Irak
Historia militar

4 abril: tal día como hoy en 2004 atacan la base española Al Ándalus en Irak

El ejército radical de Muqtada al Sadr atacó la base militar española Al Andalus como protesta por la detención de su segundo, Al Yaqubi
DZ78RqEW0AA0fM3
Un soldado en Irak. Foto: Ministerio de Defensa.
|

Tal día como hoy, hace dieciocho años, la base militar española Al Andalus en (Nayaf) Irak fue atacada por una milicia del ejército radical de Muqtada al Sadr, como respuesta a la detención por parte del ejército estadounidense de Al Yaqubi, segundo de Muqtada Al Sadr, el día de antes. El Ejército español no había sido informado de la detención estadounidese, lo que provocó fricciones entre los Gobiernos, ya que esto ocurría en pleno cambio al Gobierno de Zapatero y las tropas españolas estaban a punto de retirarse de Irak.

Aquel ataque de la mañana del 4 de abril de 2004, sorprendió a los soldados que estaban en el cuartel porque solamente esperaban una manifestación de los partidarios de Al Sadr para pedir la liberación de Al Yaqubi. No tuvieron en cuenta lo que podía haber ocurrido y que finalmente ocurrió, los milicianos del Ejército de Muqtada al Sadr se infiltraron en la manifestación.

Ya entrada la mañana, desde la base Al Andalus comenzaron a escuchar disparos de armas de pequeño calibre. La manifestación se había convertido en una batalla que al final llegó hasta la base. La ofensiva de la milicia comenzó con tiros de mortero y al menos seis granadas, una de ellas llegó al interior de la base pero no provocó heridos.

El comandante de la base Al Andalus, el coronel Alberto Asarta, decidió desplegar cuatro Blindados Medio sobre Ruedas (BMR) y de dos Vehículos de Exploración de Caballería (VEC) en la puerta de la base con órdenes de “responder al fuego de orígenes identificados” mientras que en la azotea del edificio se posicionó un equipo de francotiradores del Mando de Operaciones Especiales (MOE) con el objetivo de crear fuego de cobertura.

Desde la primera línea, ven como se aproximaba una furgoneta con rebeldes disparando, a la que elimina un tirador con el cañón de 25 mm. A su vez, los VEC abren fuego por primera vez y acaban con los objetivos que se les asignan. El Ejército español contó con la ayuda para la defensa de la base de militares de Estados Unidos, tropas del Ejército de El Salvador y varios contratistas de la compañía Blackwater, que ante la excitación de la batalla, en apenas en minutos se quedaron sin munición. Todos los demás, habían recibido órdenes de racionar la munición por si quedaban aislados por los rebeldes.

Los milicianos habían tomado la azotea del hospital de Nayaf como posición estratégica, desde la que un francotirador hirió de gravedad a dos soldados estadounidenses y disparó en la cara a un soldado del Ejército de El Salvador.

El enfrentamiento se alargó durante dos horas. Los soldados estaban cansados y con mucho calor dentro de los vehículos, entonces empezaron a escuchar ruido de helicópteros, esto significaba la llegada de refuerzos. Tres helicópteros Black Hawk, dos Apache y cuatro Defenders ocupados por soldados estadounidenses cambiaron el rumbo de la batalla. Apenas se escuchaban disparos y gracias a la resistencia de los VEC, sin ceder territorio, y la llegada de refuerzos, el Ejército español consiguió resistir al ataque de los rebeldes iraquíes.

Recomendamos

Lo más visto