11 de abril: tal día como hoy en 1713 se firma el Tratado de Utrecht
Historia militar

11 de abril: tal día como hoy en 1713 se firma el Tratado de Utrecht

La Paz de Utrecht puso fin a la Guerra de Sucesión española y estableció un nuevo orden europeo
Alegoría de las paces de Utrecht y Rastatt
Alegoría de las paces de Utrecht y Rastatt, óleo según Paolo de Mattei. Imagen: Fundación Carlos de Amberes.
|

Tal día como hoy pero en 1713, España, Francia, Inglaterra, Austria, Saboya y Prusia firman la paz de Utrecht. Estos tratados ponen fin a la Guerra de Sucesión española y dieron lugar a un nuevo orden político y territorial en la Europa del siglo XVIII.

El origen de la Guerra de Sucesión se remonta al enfrentamiento entre los principales imperios europeos de la época por el trono español, al morir Carlos II de España sin descendencia. El rey español dejó escrito en su testamento quien heredaría su trono. El elegido fue el duque de Anjou, Felipe de Borbón, nieto de Luis XIV de Francia. 

Con Felipe de Anjou al frente de la Corona española, Francia y España quedarían unificadas bajo un mismo reino, algo que no agradaba al resto de Europa, sobre todo a Reino Unido, que había sido enemigo de ambos durante mucho tiempo y a Austria, que estaba a favor de que la dinastía de los Habsburgo siguiese ostentando el trono de España con el archiduque Carlos al frente. Este malestar desencadenó una guerra dentro de España entre los partidarios de Felipe de Borbón, apoyado por Castilla y Francia, y Carlos de Austria con Aragón, Austria, Rusia, Portugal, Holanda y Saboya de su lado. 

El Tratado de Utrecht puso fin a las hostilidades y dio lugar al reordenamiento europeo. Austria renunció al trono español y obtuvo Milán, Nápoles, Flandes y Cerdeña. Esta renuncia supuso que Felipe de Anjou fuese coronado como rey de España con la condición de renunciar a cualquier interés de unificación con Francia , lo que dio comienzo a una nueva dinastía, la de los Borbones. 

Nueva organización territorial en Europa

España renunció a su soberanía sobre Gibraltar y se la entregó al gran beneficiado del acuerdo, Gran Bretaña, que también recibió Menorca, Nueva Escocia, Terranova, la bahía de Hudson en Norteamérica y el derecho al tráfico de esclavos negros a América, que hasta este momento solo lo ostentaban Portugal y España. Por otro lado, consiguió el apoyo de Francia ante las pretensiones de los Estuardo. 

Francia recibió el principado de Orange y mantuvo sus posesiones en Estrasburgo y Alsacia. Los Saboya recuperaron Niza y recibieron Sicilia, territorio que entregaron a Austria a cambio de Cerdeña. Nació Prusia como reino y se le adherieron territos del norte de Europa. Portugal recupero Sacramento, una colonia en América. 

Finalmente, la paz fue reafirmada un año más tarde con los Acuerdos de Rasttat. 

Recomendamos

Lo más visto