13 de abril: tal día como hoy en 2010 finaliza en Washington la primera Cumbre de Seguridad Nuclear

13 de abril: tal día como hoy en 2010 finaliza en Washington la primera Cumbre de Seguridad Nuclear

Los países asistentes acordaron puntos de acción para fortalecer la seguridad nuclear
Cumbre de Seguridad Nuclear 2010
Líderes de los países que participaron en la Cumbre de Seguridad Nuclear de 2010. Foto: www.kremlin.ru
|

Tal día como hoy, pero en 2010, la ciudad de Washington acogió la primera Cumbre de Seguridad Nuclear a la que asistieron tres organizaciones internacionales -ONU, UE y OIEA- , los representantes de cuarenta y siete estados, entre ellos, los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU -China, Francia, Rusia, el Reino Unido y Estados Unidos-  y potencias nucleares declaradas como India o Pakistán. Los grandes ausentes de este encuentro fueron Irán, que comenzó un plan para el enriquecimiento de uranio y Corea del Norte, que retomó las armas nucleares en 2005, después de dar un paso atrás en los diálogos del Tratado de No Proliferación Nuclear.

Durante esta cumbre, el presidente de España, José Luis Rodríguez Zapatero, se reunió con el presidente de Rusia, Dimitri Medvédev, para hablar de las sanciones preventivas que impondrían a Irán. 

La Cumbre de Seguridad Nuclear fue la mayor reunión internacional con respecto al fortalecimiento de la seguridad nuclear hasta el momento. El objetivo principal era llevar a cabo un plan internacional de cooperación concreto entre países para asegurar los materiales e instalaciones nucleares vulnerables en un plazo de cuatro años. 

La materialización de este acuerdo se reflejó en el Plan de Trabajo de Washington, con puntos determinados de acción y, por otro lado, en el Comunicado de Washington con compromisos y declaración de intenciones de los países que participaron en la cumbre. 

Todos los países se comprometieron a poner en práctica lo acordado sobre seguridad atómica y terrorismo nuclear a través de las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas con el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) de apoyo para poner en marcha las medidas. Establecieron la pretensión de que el uranio altamente enriquecido en minerales no pueda ser utilizado para fabricar armas y buscaron incentivar el desarrollo de programas educativos que pongan a la seguridad nuclear en primer plano, junto con la dotación a los países del conocimiento y recursos humanos necesarios para proteger el material nuclear que poseen y su detección en aduanas.

Además, Estados Unidos y Rusia anunciaron un acuerdo por el que ambas potencias se desharían de dos tercios de su material atómico de sus respectivos programas de Defensa.

Recomendamos

Lo más visto