16 de abril: tal día como hoy en 1913 se aprueba el emblema de la Aeronáutica Militar
Historia militar

16 de abril: tal día como hoy en 1913 se aprueba el emblema de la Aeronáutica Militar

El emblema lo ideó Beatriz de Sajonia y se conoce como "rokiski" por el grabador que elaboró las insignias de 1939 a 1965
Rokiski actual
Rokiski actual con los distintivos de observador de aeronaves, paracaidista y piloto de avión. Imagen: acami.
|

Tal día como hoy, pero en 1913, se aprueba por Real Orden Circular el emblema de la Aeronáutica militar, que "será de metal para los soldados y clases de tropa, que lo llevarán en el brazo izquierdo;  bordado para los jefes y oficiales, que lo llevarán en el costado derecho a la altura del primer botón de la guerrera. Los pilotos de globo añadirán al emblema una rueda de timón, y los de aeroplano una hélice de cuatro ramas". Dicho emblema estaba compuesto por dos alas de plata con un disco rojo en medio y una Corona Real encima y, además de ser el emblema de la Aeronáutica Militar, terminó siendo el del Ejército del Aire. 

Su origen se remonta a una reunión entre oficiales que hablaban sobre lo necesario que era tener un emblema que perdurase, entonces la infanta Beatriz de Sajonia, cuyo marido fue uno de los primeros aeronautas, el infante Alfonso de Orleans y Borbón, escuchó la conversación y propuso el emblema, basándose en su conocimiento sobre Egipto y con el escarabajo sagrado de inspiración, hizo un esbozo de las dos alas de plata unidas por un disco rojo y orladas por la corona que agradó a los presentes.

Luis Rokiski fue quien le dio nombre al emblema. Era un famoso grabador español con orígenes polacos que se dedicó a elaborar las insignias que los aviadores portaban sobre el pecho desde 1939 hasta 1965, era característico de él poner un escudo alado sobre un círculo rojo.

A pesar de que el emblema ha permanecido a lo largo de los años, ha sufrido cambios para adaptarse a los diferentes periodos políticos. En la II República se sustituyó la corona por un mural que poco después eliminó. Durante la Guerra Civil, el Gobierno le colocó encima una estrella roja de cinco puntas, mientras que los golpistas se pusieron una corona imperial y en el fondo del disco rojo el águila de San Juan en negro. Finalmente, el emblema volvió a incorporar la corona real cuando la monarquía se reinstauró y así ha permanecido hasta la actualidad. 

Los Observadores portaban el emblema sin distintivos hasta que, en 1920, crearon uno especial que estaba formado por una estrella dorada de cinco puntas inscrita en el círculo rojo. 

Recomendamos

Lo más visto