27 de abril: tal día como hoy en 1522 el Sacro Imperio vence a Francia y Venecia en Bicocca
Historia militar

27 de abril: tal día como hoy en 1522 el Sacro Imperio vence a Francia y Venecia en Bicocca

La victoria en la batalla de Bicocca sirvió de precedente para la posterior batalla de Pavía en 1525
Batalla dee Bicocca
Batalla de Bicocca, serie de grabados a color La cavalcata dell’Imperator Carlo V nel suo ingresso in Bologna (1530). Imagen: Albertina Museum, Viena.
|

Tal día como hoy, pero en 1522, las tropas francesas y venecianas se enfrentaron al ejército imperial español en la batalla de Bicocca. Esta batalla se desarrolló cerca de la ciudad de Milán y formó parte de la guerra de los Cuatro Años.

La guerra de los Cuatro Años se desarrolló en el periodo de 1521 y 1526 entre Francia y Venecia contra el Sacro Imperio Romano Germánico, Inglaterra y los Estados Pontificios debido, principalmente, al nombramiento de Carlos I como emperador del Sacro Imperio y la alianza del papa León X con él para hacer frente a Martín Lutero. La guerra comenzó con la invasión fallida de los Países Bajos por parte de Francia, quien también intentó ayudar a Enrique II a recuperar el reino de Navarra. Carlos I decidió actuar y ordenó la invasión del norte de África pero fue detenido por los franceses. Fue entonces cuando Carlos I, el papa León X y Enrique VIII sellaron la alianza contra Francia.

Los siguientes enfrentamientos surgieron en el norte de Italia, donde el emperador tenía puesto el ojo en el Ducado de Milán, propiedad de Francia. El ejército español llegó desde Nápoles y se reunió con el ejército papal, comandado por el marqués de Mantua, en las proximidades de Mantua. Después llegaron las fuerzas alemanas imperiales a través de Venecia, sin problemas, y comenzaron la ofensiva bajo el mando de Próspero Colonna, que finalmente consiguió Alessandria, Pavía y Como mediante una guerra de maniobras en la que las deserciones del bando enemigo, que estaba liderado por Odet de Foix, vizconde de Lautrec, tuvieron gran importancia por la ruptura de la línea defensiva que había desde el río Adda hasta Cremona. 

Colonna atravesó los Alpes aprovechando esa fragmentación de las tropas enemigas y, por otro lado, Francisco II Sforza entró por Venecia con refuerzos y puso dirección a Milán. El vizconde de Lautrec recibió también refuerzos, 16.000 piqeros suizos, tropas venecianas y francesas y el mercenario Giovanni de Médicis con sus Bandas Negras al servicio de los franceses, que atacaron Pavía y Novara para provocar que el ejército de Colonna acudiese hacia la batalla. Colonna se estableció en el monasterio de Certosa y Lautrec intentó cortar las comunicaciones de este mediante la devastación de las tierras entre Milán y Monza. 

Los mercenarios suizos exigieron a Lautrec que atacase al ejército imperial de inmediato o le abandonaría, ya que no habían recibido las pagas que se les prometieron. El vizconde accedió y pusieron rumbo a Milán. 

Colonna se encontraba en el parque de la casa de campo de Bicocca, al norte de Milán, donde aprovechó el terreno y construyó un muro de tierra en una carretera hundida al norte del parque, que sirvió para proteger la artillería. En primer lugar, se establecieron las tropas, detrás de ellas cuatro filas de arcabuceros respaldados por piqueros españoles y alemanes. Francisco II Sforza llegó a Milán con 6.400 soldados. 

El 27 de abril de 1522, las tropas francesas comenzaban la ofensiva con las Bandas Negras a la cabeza, dos columnas suizas acompañadas de cañones que se dirigían al asalto del campamento imperial. Con bastante distancia, les seguía la infantería francesa y veneciana. Por otro lado, la caballería iba por la carretera a Milán. 

Las columnas suizas se alejaron de la artillería que les acompañaba y decidieron seguir sin esa protección, lo que les costó bastantes bajas al llegar al frente con Calonna y no consiguieron superar el muro creado por el ejército imperial, por lo que decidieron retirarse.

La batalla de Bicocca dejó más de 3.000 muertos por parte de las tropas capitaneadas por Lautrec, mientras que entre los de Colonna solo se cuenta con una muerte debido a una coz de mula. 

La autoridad francesa ya no tenía gran presencia en el norte de Italia, una vez que Colonna avanzó hacia Génova, los franceses abandonaron el Castello Sforzesco. Los venecianos no querían seguir la guerra, por lo que acordaron su salida del conflicto por el Tratado de Worms

Aunque la batalla de Bicocca no fuese definitva en la guerra, fue el antecedente de la derrota en la batalla de Pavía del ejército francés, por la que Francisco I tuvo que acceder a firmar el Tratado de Madrid.

Recomendamos

Lo más visto