7 de mayo: tal día como hoy en 1714 los austracistas rechazan el asalto borbónico a Barcelona
Historia militar

7 de mayo: tal día como hoy en 1714 los austracistas rechazan el asalto borbónico a Barcelona

El duque de Berwick consiguió tomar Barcelona después de 61 días de sitio
Sitio barcelona 1714 bombarceos
Grabado del sitio de Barcelona 1714. Imagen: Instituto de Historia y Cultura militar.
|

Tal día como hoy, pero de 1714, Cataluña rechazó el asalto de las tropas borbónicas a Barcelona. Este hecho forma parte de la campaña de Cataluña durante la guerra de sucesión española que, entre 1701-1713, enfrentó a los seguidores de Felipe de Anjou y Carlos de Austria, ambos pretendientes al trono de España, tras la muerte de Carlos II sin dejar desdendencia. 

La decisión de Carlos II de dejar en su testamento a Felipe de Anjou como heredero asustó a las potencias europeas, dado que esto podía significar la unión de los reinos de España y Francia bajo un único monarca. Este enfrentamiento pasó de ser un conflicto internacional a una guerra civil entre dos bandos cuando Felipe de Anjou recibió el apoyo de Castilla y Aragón se posicionó del lado de Carlos de Austria.

En 1702, Felipe V juró las Constituciones de Cataluña, por las que otorgaba privilegios a los nobles a cambio de su  reconocimiento popular como rey. En Barcelona, el bando borbónico recibió el nombre de butifleros y los seguidores del archiduque, aguiluchos. Estos últimos firmaron el Pacto de Génova con Inglaterra, por el que acordaron que los austracistas se comprometían a luchar contra los borbónicos y los ingleses apoyarían las Constituciones de Cataluña, fuese cual fuese el resultado de la guerra. Las tropas del archiduque Carlos asaltaron Barcelona y entraron en la ciudad bajo el clamor de la Generalidad de Cataluña y los consellers, proclamándose días después legítimo rey con Barcelona como sede de su corte.

En 1706, Felipe V llegó a Barcelona con sus tropas con el objetivo de reconquistar la ciudad, empezando con el sitio de la misma. Tiempo después, la llegada de una flota inglesa, comandada por el almirante John Leake, al puerto de Barcelona, provocó la huida de las tropas borbónicas. Los austracistas invadieron Madrid y Carlos se proclamó rey, aunque con poco apoyo. Ante la llegada de Felipe V con nuevos refuerzos a la capital, Carlos se retiró a Valencia, donde fue derrotado en la batalla de Almansa, por lo que Felipe tomó el reino y después derogó los fueros de Aragón y Valencia.

Las tropas de Carlos de Austria habían recibido varias derrotas, mientras que las borbónicas cada vez adquirían más territorio y tenían mayores refuerzos. En 1711, Carlos tuvo que acudir a Viena para hacerse cargo del Sacro Imperio Romano. La virreina salió poco tiempo después de Cataluña y quedó Guido von Starhemberg al frente, quien acabó firmando un armisticio que pararía la guerra y Felipe tomaría Cataluña. Además, se firmó el Tratado de Utrecht entre Gran Bretaña y Felipe de Anjou, por el que renunciaba al trono de Francia y se comprometía a conceder los mismos derechos a Cataluña que a Castilla.

A pesar de que la guerra finalizase para los ingleses, en Cataluña decidieron seguir. Felipe de Anjou reaccionó con una carta a su abuelo, el rey de Francia, diciéndole que había intentado llegar a un acuerdo con los catalanes pero que ahora se harían cargo de los gastos de la guerra. Los aragoneses y valencianos austracistas se unieron a Cataluña, junto con Mallorca y el reino de Nápoles, para defender Barcelona, ya que era el único territorio de la península bajo el dominio de Carlos de Austria. 

En 1713, las tropas borbónicas con el duque de Pópoli a la cabeza exigieron la rendición de la ciudad, sin éxito, lo que supuso el inició del bloqueo y, después, continuó su estrategia en la conquista de la fortaleza de Montjuic. Casi un año más tarde, la estrategia en Montjuic no había funcionado y nadie se explicaba por qué si su superioridad numérica era clara. El problema es que las cuatro galeras borbónicas no habían conseguido bloquear el puerto de Barcelona, que era por donde entraban los suministros. Pópoli cambió su estrategia en mayo de 1714 y decidió conquistar el convento de los Capuchinos, situados delante de Barcelona, donde instaló una batería de morteros con intención de que la ciudad se rindiese pero su intento de asalto fue rechazado. Finalmente, Pópoli fue destituido por el duque de Berwick, quien consiguió tomar Barcelona tras 61 días de sitio.

Recomendamos

Lo más visto