18 de mayo: tal día como hoy en 1811 tiene lugar la batalla de Las Piedras
Historia militar

18 de mayo: tal día como hoy en 1811 tiene lugar la batalla de Las Piedras

El enfrentamiento fue el primero dentro de las luchas por la independencia de las colonias del Río de la Plata
Batalla de las piedras
Rendición de Posadas de Juan Luis Blanes, con intervenciones de Juan Manuel Blanes. Imagen: Museo Histórico de Uruguay.
|

Tal día como hoy, pero en 1811, el Ejército de la Junta Grande de las Provincias Unidas del Río de la Plata derrotó a las tropas realistas de Francisco Javier de Elío, gobernador de Montevideo, en la batalla de Las Piedras. 

Tras la ocupación napoleónica en España, Buenos Aires se posicionó con Fernando VII y en 1810, un grupo de criollos se reunió en una Junta de Gobierno para destituir al virrey Baltasar Hidalgo de Cisneros. Estos acontecimientos dan nombre a lo que se conoce como Revolución de mayo, que comenzó en una rebelión por los derechos sucesorios de Fernando VII pero que acabó en la lucha por la independencia.

El nuevo virrey, Francisco Javier de Elío, declaró rebeldes a los criollos de la Junta y decidió cerrar el puerto de Montevideo a sus barcos. Debido a la resistencia por la banda oriental de Buenos Aires de los rebeldes, España trasladó la capital del Río de la Plata a Montevideo. 

José Artigas había sido anteriormente capitán del Ejército español pero, en febrero de 1811, viajó a Buenos Aires y se puso al servicio de la Junta, que le proporcionó 180 hombres, la gran mayoría desertores de los realistas y hombres de campo, y se instaló en la villa de Nuestra Señora de Guadalupe. Por el lado español, el capitán de fragata José Posadas fue nombrado jefe de las tropas y estableció su cuartel general en San Isidro Labrador de Las Piedras, además, sus tropas eran profesionales, disponían de artillería y de lo más novedoso de la época en cuanto a armamento. 

El 18 de mayo comenzó la batalla y fueron los rebeldes los que hicieron el primer movimiento. Artigas mandó parte de la infantería liderada por Antonio Pérez, a lo que Posadas ordenó abrir fuego contra ellos, ocasionando una supuesta retirada que hizo que los españoles les siguiesen, abandonando la posición estratégica que mantenían. 

Las tropas se habían dividido en tres columnas anteriormente, por lo que cuando los españoles salieron a perseguir a la infantería, la caballería armada con boleadoras y picanas, al mando de Manuel Artigas, atacó la retaguardia realista. Consiguieron así atraparlos entre caballería e infantería. 

Finalmente, las tropas españolas acabaron abandonando el combate, José Posadas alzó una bandera blanca y entregó su espada a Artigas. 

Recomendamos