1 de junio: tal día como hoy en 1851 nace Isaac Peral, militar e inventor el submarino eléctrico
Armada

1 de junio: tal día como hoy en 1851 nace Isaac Peral, militar e inventor el submarino eléctrico

Para la construcción Peral conto con un presupuesto de 5.000 pesetas en el marco de la Crisis de las Carolinas
Isaac Peral 2
Retrato de Isaac Peral realizado por Manuel Ussel de Guimbarda en 1890
|

Tal día como hoy, pero de 1851, nació el militar e inventor Isaac Peral en la ciudad de Cartagena. Peral fue pionero en la navegación subacuática, indispensable para la investigación y también para el desarrollo militar. En 1888 presentó su submarino eléctrico, un buque propulsado por baterías y con capacidad para lanzar torpedos.

Peral ingresó en la Armada en el año 1866, donde logró la formación técnica necesaria para un desarrollo intelectual que le hizo destacar en sus aptitudes de militar e inventor. Ocupó un cargo en el Observatorio Astronómico de San Fernando, la Comisión Hidrográfica y la nueva Escuela de la Armada, donde fue profesor de física y química.

Durante su estancia en Cádiz, ciudad en la que estuvo destinado en la Nueva Escuela Naval de Ampliación de Estudios de la Armada, Peral ideó, desarrolló y construyó su submarino. El invento cambió la navegación marítima aportando una nueva dimensión a esta.

Los planos de la nave se hicieron públicos en 1885, cuando España estaba a punto de entrar en guerra con Alemania debido a la invasión germana de las islas Carolinas conocida como la Crisis de las Carolinas, situación que finalmente no llegó a producir un conflicto abierto. Este marco aceleró la construcción del submarino que se presentó finalmente en el año 1888.

Para la construcción, Peral recibió un presupuesto de 5.000 pesetas y se ocupó personalmente de viajar al extranjero para conseguir los materiales necesarios para la construcción.

En 1890 el submarino logró navegar una distancia de 9 kilómetros bajo el agua, demostrando el éxito de la embarcación no solo por el funcionamiento bajo la superficie, sino también en su capacidad ofensiva con el lanzamiento certero de un torpedo a 300 metros de distancia.

Por razones que jamás vieron la luz, no se comenzó la producción del submarino y, además, Peral sufrió una campaña de desprestigio que le hizo abandonar el mundo militar, solicitando la baja de la Armada.

Isaac Peral falleció el 22 de mayo de 1895 debido a una meningitis. Sus restos fueron depositados en el cementerio de la Almudena, en Madrid; posteriormente, en 1911, los restos fueron trasladados a su Cartagena, su ciudad natal, al cementerio de Los Remedios.

Recomendamos