​El Ejército lanza una campaña para apadrinar un pingüino en Isla Decepción
Antártico

​El Ejército lanza una campaña para apadrinar un pingüino en Isla Decepción

El Ejército otorgará un diploma a aquellas personas que colaboren con la iniciativa
Diploma 2
Diploma.
|

El Ejército español ha puesto en marcha su tradicional iniciativa para apadrinar un pingüino en Isla Decepción, cuya novedad este año es que se realiza en colaboración con la Asociación Tutelar Aragonesa de Discapacidad Intelectual (Atades). La misión de esta asociación es la asistencia e integración de personas con discapacidad intelectual a lo largo de su itinerario vital, por lo que este año la iniciativa se ha llamado Campaña de pingüinos por la integración. El Ejército otorgará un diploma a aquellas personas que colaboren con la iniciativa.


El apadrinamiento es totalmente gratuito, si bien cualquier persona que quiera realizar un donativo para financiar los proyectos sociales de Atades puede hacerlo a través de su web. No obstante, el apadrinamiento de pingüinos no tiene como fin recaudar fondos, sino que, según el propio Ejército, busca “difundir el compromiso con el cuidado del medio ambiente, para que de esta forma, entre todos podamos hacer del planeta Tierra un lugar más limpio, saludable y equilibrado con la naturaleza”. Según reza la campaña, “el pingüino que apadrine conseguirá sobrevivir y convertirse en un pingüino adulto, capaz de procrear y cuidar de sus polluelos cumpliendo así una de las fases de su ciclo vital”.


La iniciativa, como cada año se hace coincidir con la fase de despliegue de la Campaña Antártica, que este año cumple su XXXV edición, y desde la misión se insistió ayer en que, con esta iniciativa, “queremos transmitir nuestro compromiso con la Antártida y con el medio ambiente, así como hacerles partícipes de ello”.


Curiosidades de una especie en peligro


Los pingüinos son una de las especies que más está sufriendo el cambio climático y, además, suelen estar sujetos a la caza furtiva y el deterioro de su hábitat. El peligro es que terminen como aquellos de los que toman su nombre común, los pingüinos originales, propios del otro lado del globo, del Atlántico norte, y ya extintos.


De hecho, los que actualmente llamamos pingüinos fueron denominados originalmente pájaros bobos por su torpeza en tierra, se cree que el nombre se lo dieron los primeros marinos portugueses que los vieron. Cuando la navegación por los mares antárticos, que por cierto, significa “tierra sin osos” en oposición al ártico que significa “tierra con osos”, se hizo más habitual, los marineros del norte de Europa, al ver la similitud de los pájaros bobos con los pingüinos de sus tierras, comenzaron a llamarlos así. Realmente, las dos especies de Pinguinus, el Alfredenewtoni y el Impennis, están ambas extintas. Los que ahora se conocen como tales pertenecen realmente a la familia Spheniscidae, si bien pingüino es el nombre con el que todos los conocemos.

Recomendamos