13 de mayo: tal día como hoy en 1844 se funda la Guardia Civil
Historia militar

13 de mayo: tal día como hoy en 1844 se funda la Guardia Civil

El duque de Ahumada estableció la independencia de la Guardia Civil de la política
Guardia Civil
Primera fotografía conocida a un Guardia Civil. Imagen: Wikipedia Commons.
|

Tal día como hoy, pero de 1844, el presidente del Gobierno y ministro de la Guerra de ese momento, Ramón María Narváez, presentó el Real Decreto por el que se fundaba la Guardia Civil. 

El inicio de la necesidad de crear este cuerpo se sitúa en el fin de la guerra de Independencia española, en la que los bandoleros se habían adueñado por completo de los caminos debido a la inseguridad del Estado y era necesario crear un cuerpo de policía que se encargase de la seguridad pública. 

La primera idea de lo que finalmente fue la Guardia Civil nació como una propuesta del primer duque de Ahumada, cuando elteniente general Pedro Agustín Girón fue nombrado ministro de la Guerra, propuso crear un instituto armado que garantizase la libre circulación de bienes y personas e hiciese frente a la delincuencia, lo denominó la Legión de Salvaguardias Nacionales. Esta propuesta, finalmente, no fue aprobada por las Cortes Generales. 


La inseguridad aumentó en las calles con las desamortizaciones de Mendizábal, lo que supuso una mayor necesidad de control de la seguridad. En 1844, Luis González Bravo suprimió la Milicia Nacional, lo que dejó la puerta abierta a la creación de una institución permanente que se encargase de la seguridad nacional.

El 28 de marzo de 1844 se creó por Real Decreto un “cuerpo especial de fuerza armada de Infantería y caballería”, denominados de Guardias Civiles, que dependía del Ministerio de Gobernación y se puso a disposición del mariscal de campo Francisco Javier Girón y Ezpeleta, segundo duque de Ahumada. El objetivo de la institución era "proteger eficazmente las personas y las propiedades” y, para ello, el duque de Ahumada estableció que la elección de los guardias civiles se haría en base a la calidad. 

Elaboró un informe del que dependía su continuidad al mando de la institución, en el que recogió la necesidad de aumentar de salario a los nuevos guardias debido a la responsabilidad que estos tendrían y algunos cambios organizativos. Aún así, el gasto presupuestado por Girón era mucho menor que el de la primera propuesta, por lo que se derogó de inmediato el decreto del 28 de marzo, que no llegó a entrar en vigor, y Ramón María Narváez presentó el decreto fundacional de la Guardia Civil el 13 de mayo de 1844. 

La Guardia Civil dependió en sus inicios del Ministerio de la Guerra para temas de organización, personal, disciplina y material, por otro lado, dependía del Ministerio de Gobernación para el servicio peculiar y el desplazamiento. Estaba compuesto por 14 jefes, 232 oficiales y 5.769 guardias en 14 tercios, en los que habría un número variable de compañías de Infantería y un escuadrón de Caballería.

El primer reclutamiento fue exigente debido al gran número de inscritos que hubo, a los seleccionados se les instruyó en las instalaciones del Ejército en Madrid. Ante estos futuros oficiales, el duque de Ahumada presentó en un discurso las obligaciones, sacrificios y deberes del cuerpo, dejando claro que la Guardia Civil servía a España y los españoles, independientemente del partido político que estuviese en el poder. 

El 1 de septiembre de ese mismo año designaron a Girón como inspector general de la Guardia Civil y tuvo lugar la presentación oficial del cuerpo, en la que desfilaron 1.870 guardias organizados en sus compañías y escuadrones con un nuevo uniforme en el que destacaba un sombrero de tres picos de origen francés, el tricornio.

En octubre se aprobó el Reglamento para el Servicio de la Guardia Civil y, posteriormente, el Reglamento Millitar de la Guardia Civil, elaborado por el Ministerio de la Guerra y secundado por el duque de Ahumada, en el que se regula la organización en base a criterios castrenses, los ascensos, dependencia, obligaciones, disciplina y estatuto del personal del cuerpo. Faltaba una filosofía de servicio que uniese los reglamentos anteriores y que diferenciase a la Guardia Civil, por eso se elaboró el código moral de la Institución bajo una Cartilla del Guardia Civil que, con alguna modificación, forma el actual Reglamento para el Servicio de la Guardia Civil.

El primer servicio del cuerpo fue cubrir la la carrera de la comitiva de la reina Isabel II desde Palacio hasta las Cortes, con motivo de su cumpleaños y la constitución de las Cortes Generales. 

Recomendamos

Lo más visto